sábado, 5 de agosto de 2017

Os celtas viñeron de África






Se entendemos por celtas aos habitantes das partes máis occidentais de Europa, entón, o fundamental do substrato celta procede do norte de África e non do norte de Europa.

Para Estrabón os galos constrúen as súas casas de maneira circular con unha espesa capa de palla nas cubertas. No mesmo texto faise eco das palabras de Éforo. Para Éforo a Céltica engloba a maior parte da Iberia ata Cádiz.

Segundo o narrador latino Rufo Festo Avieno, os celtas ocupaban as marxes atlánticas europeas dende as columnas de Hércules cara o norte. Para os romanos, os celtas eran os habitantes máis aló dos Alpes, os chamados galos, diferenciándoos claramente do mundo mediterráneo. Na actualidade enténdense por celtas as culturas centroeuropeas de Hallstatt e de La Tène, e aínda que hai unha forte compoñente centroeuropea na cultura celta, sobre todo a nivel lingüístico, os celtas eran os africanos do continente europeo.

Por volta do ano 6.000 a.C a desecación do Sáhara provocou unha forte migración cara ó norte de Europa de persoas procedentes do norte de África, especialmente ao longo da costa, dende Portugal ata Escocia. Estas xentes norteafricanas eran portadoras de xenes, casas, vacas e unha novidosa cultura.
 
Por exemplo, eran portadoras do haplogrupo M81 de orixe norteafricana e que alcanza as máximas frecuencias na metade occidental da península ibérica, sobre todo, en Portugal, Galicia, Extremadura ou León. Tamén está moi presente nos pasiegos cántabros (40%), e non ten nada que ver con repoboacións posteriores de moriscos trala Reconquista.
Este aporte xenético norteafricano chegou ata Irlanda, Gales e Inglaterra. Son os chamados “black irish phenotype”, individuos de cabelos escuros, negro azulado, como poden ser o cantante Brian Kennedy, o actor Pierce Brosnan, as actrices Catherine Zeta-Jones e Courteney Cox, o actor Peter Gallagher, a cantante Dolores O'Riordan, Andrea Corrs ou o político americano de orixe irlandesa Paul Ryan.
Se tivésemos que definir un modelo racial galaico sería un individuo rubio, de ollos claros e xenes norteafricanos, froito do choque de Europa e África en terras galegas. A partir de aquí tódalas variantes posibles, dende individuos moi mouros de cabelos negros e azulados ata individuos rubios de clara influencia do norte de Europa.
 
As vivendas dos celtas occidentais eran redondas, de manifesta influencia africana, frente as vivendas dos celtas de Centroeuropa, que eran de forma rectangular, propias da cultura Hallstatt e La Tène.
A raíz KEL é unha raíz moi antiga que significa xirar, tornar ou redondo (palabras como colar ou colo teñen esta orixe). De aí vén a palabra Keltoi, aqueles que habitaban o ocaso, o occidente de Europa e construían as súas casas de maneira circular, frente as formas rectangulares dos celtas da Centroeuropa.

Estes pobos do norte de África tamén trouxeron a agricultura e a gandería. Con eles comezarían as prácticas neolíticas. E con eles chegaron as vacas.
Ao igual que ocorre coas persoas, dentro do mundo bovino podemos distinguir vacas de orixe norteafricana (haplogrupo T1a), sobre todo ó longo das costas occidentais de Europa, como poden ser a raza maronesa en Portugal, a raza cachena en Galicia, a raza jersey en Francia, a raza white en Inglaterra ou a raza highlands en Escocia. Eran vacas de menor porte e capa de cor rubia. Pola contra, as vacas da Centroeuropa eran portadoras do haplogrupo T3, eran vacas de maior tamaño e capa negra ou escura como por exemplo as frisonas alemás.

Os pobos do norte de África eran portadores dunha importante cultura. Atesouraban avanzados coñecementos cosmográficos procedentes da actual Mauritania. Sabían da existencia de terras máis aló do océano Atlántico, preto de Senegal, e seduciron á poboación local coa inmortalidade no máis alá. A construción de dolmens e megalitos simbolizan estes coñecementos cosmográficos e relixiosos. De feito, moitos dolmens chámanse na actualidade “casas de mouros”.
Os petróglifos en forma de labirinto tamén teñén unha orixe oriental-africana. Son coils e representan as cosmogonías primixenias a partir das cales se inicia o relato da creación, como un precedente da escritura. Os míticos druidas celtas son herdeiros de todo este saber esotérico.

En torno ó ano 2.000 a.C chegaron as linguas indoeuropeas a península ibérica procedentes de Europa. A existencia do substrato norteafricano axudou a diferenciar as linguas celtas occidentais. A súa sonoridade pervive na actualidade en linguas coma o portugués, o galego, o francés ou o inglés. O substrato norteafricano perdurou á chegada das linguas indoeuropeas dende Europa e configurou as linguas celtas occidentais. Sail é navegar en Reino Unido e silel é navegar en Marrocos.

Para os romanos os celtas habitaban o outro lado dos Alpes, en contraposición co mundo mediterráneo. Os celtas eran os pobos da Europa húmida, boscosa e atlántica. Hoxe en día sabemos que había celtas da cultura Hallstatt e La Tène, celtoescitas ou gálatas, claramente centroeuropeos, e por outra banda, estaban os celtas da marxe atlántica europea posuidores dun forte substrato africano que os diferenciaba dos celtas centroeuropeos. Os celtas atlánticos son os africanos do continente europeo e a súa influencia esténdese dende Portugal ata Escocia, ao longo da costa atlántica europea. Dende Senegal ata Escocia esténdese o mundo atlántico, o mundo celta.

Por Marcos Castro Vilas. Arquitecto, historiador e investigador.







sábado, 29 de agosto de 2015

Antonio Nariño y Val do Dubra

                  

 

    Pocos saben que uno de los hijos más ilustres de Val do Dubra es Antonio Amador José Nariño Bernardo Álvarez del Casal (Santa Fe de Bogotá, 9 de abril de 1765-Villa de Leyva, 13 de diciembre de 1823), más conocido como Antonio Nariño, el colombiano más universal de todos los tiempos.


    Aunque él nació en la localidad neogranadina de Santa Fé, actual Bogotá, está constatado que su padre Vicente Nariño y Vázquez y su abuelo Juan Nariño Domínguez eran oriundos de la comarca de Santiago de Compostela.

 

    Actualmente en el Archivo Diocesano de Santiago de Compostela se puede consultar la partida de bautismo de María Antonia de Nariño Grille nacida en 1762 y de Julián Antonio Nariño Grille, hijos de Francisco de Nariño, natural de dicho lugar en la parroquia de San Vicente de Niveiro (Val do Dubra, A Coruña) y de María Josefa Grille natural de Viladabade (Tordoia,  A Coruña). Por las fechas suponemos que María Antonia de Nariño Grille es prima segunda del precursor Antonio Nariño y su padre Francisco de Nariño es primo de Vicente Nariño y Vázquez, su padre.



    El apellido Nariño es muy poco frecuente y su existencia se restringe al concello de Val do Dubra en la comarca de Santiago de Compostela, donde existe el lugar de Nariño de donde es originario el apellido.

 




    ¿Y qué hizo Antonio Nariño para ser considerado el colombiano más universal de todos los tiempos?   

    Mientras algunos se vanaglorian, en este solar patrio de ignorantes que llamamos España, de la Constitución de 1812, desconocen, en cambio, que el dubrés Antonio de Nariño es el autor de la primera traducción al castellano de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, fruto de la Revolución francesa de 1789.


    Como consecuencia de dicha traducción impresa el 15 de diciembre de 1793, y divulgada por todo el virreinato e incluso por toda América Latina, Antonio Nariño fue perseguido por el Santo Oficio de la Inquisición y por el Virrey neogranadino Ezpeleta, siendo encarcelado durante 16 años hasta que en 1810 fue puesto de nuevo en libertad. Antonio Nariño es considerado el precursor de la independencia del virreinato de Nueva Granada del Imperio Español. Se puede considerar el primer presidente que tuvo la Gran Colombia, cargo que desempeñó entre septiembre de 1811 y septiembre de 1813.  En ese año dejó el cargo para combatir a las tropas realistas en el sur de Colombia. En la localidad de Pasto sería apresado y encarcelado de nuevo. Lo llevaron a Quito, luego a Lima y de allí a Cádiz por el Cabo de Hornos. En 1816 desembarcó en Cádiz y estuvo 4 años y 20 días preso en la Real Cárcel hasta el 23 de marzo de 1820. Francisco de Miranda, amigo íntimo de Antonio de Nariño y el que le trajo la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de París moriría en la Carraca de Cádiz el 14 de julio de 1816, cuatro meses después del ingreso de Nariño en la Real Cárcel de Cádiz.



    Durante su estancia en la prisión de Cádiz, Nariño recibía con entusiasmo las noticias de las victorias de Simón Bolívar en las colonias españolas. Incluso ayudó a impulsar el movimiento que desencadenó la revolución de Riego en 1820.


    Puesto en libertad por los liberales españoles regresó a su Colombia natal en febrero de 1821. Después de ocupar varios cargos en el nuevo gobierno de la Gran Colombia, muy avejentado y enfermo decidió retirarse a la Villa de Leyva donde moriría el 13 de diciembre de 1823.  



    Desde muy joven Antonio de Nariño fue un entusiasta de las ideas de la "Ilustración", gran lector y aficionado a las letras, poseía una de las mayores bibliotecas de Santa Fe, heredada de su padre. También mandó traer una nueva imprenta para sustituir a la Imprenta Real. Con ella puso en funcionamiento el "Papel periódico de Santa Fe"  que usaría para difundir la famosa Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, y que tantos disgustos le acarrearía a lo largo de su vida.  Masón como sus amigos  Francisco de Miranda y Simón Bolívar, creó una logia disfrazada de círculo literario llamada "El Arcano de la Filantropía". En los salones de su casa de Santa Fe reunía a la élite cultural e intelectual de Santa Fe para discutir los acontecimientos que se sucedían en la Francia revolucionaria.

 


Larga vida al dubrés Antonio de Nariño.